viernes, 16 de septiembre de 2016

¿Cómo vestirían en 1599? Más ejemplos reales de la época

Hemos ido viendo cómo sería la vestimenta de los holandeses hacia 1599 - la civil y de los soldados, según sus propias imágenes: grabados, pinturas, etc. Y también algún ejemplo de vestimenta de la época. Pasamos a examinar más prendas de la época con el fin de hacernos una idea general. El hecho de tener estos tesoros del pasado en los museos significa además que podemos averiguar muchas cosas sobre cómo estaban hechos, las reparaciones que les hacían y una multitud de detalles que iremos viendo con el tiempo.
Aquí incluiremos una selección de prendas europeas de la misma época, simplemente por ir viendo formas y modelos.

Empezamos con algo distinto: un traje de hombre pudiente de hacia 1590. Se compone de jubón (parte superior) y calzones, que en este caso hacen juego. Es de seda, con picado (unas diminutas incisiones que eran muy populares en esa época) y tirillas decorativas. Los jubones se harían de varias capas de tela. Un jubón como éste podía perfectamente estar hecho de una tela de seda con los cortes decorativos, otra debajo de esa entera, partes de refuerzo en medio y forro en seda (más caro) o en lino.

Traje de hombre, alemán, hacia 1590. Fuente: Pfannenmann



Vista trasera. Traje de hombre, alemán, hacia 1590. Fuente: Pfannenmann




Este es otro jubón de seda de poco después de 1600, también con picado. Estas es la época serían hechas con punzones o formones. No están hechas a lo loco sino cuidando de que el material no se desgarre fácilmente.

Según el museo esta es una prenda de buen nivel adquisitivo pero sin exageraciones.

Jubón de hacia 1600-1610. Germanisches Museum.



Pero las prendas de materiales caros no son las únicas que se han conservado hasta nuestros días, afortunadamente. Así tenemos un jubón de lino picado y acuchillado, y calzones pertenicientes a un italiano fallecido en 1585.
Jubón de lino y calzones de Antonello Petrucci, Monasterio de Santo Domingo en Mayor en Nápoles, Italia

Jubón de lino de Antonello Petrucci, Monasterio de Santo Domingo en Mayor en Nápoles, Italia
En la parte baja del jubón vemos una tira con ojales que habrían servido para sujetar el jubón a los calzones con cordones. Este jubón sobre una persona tendría un aspecto parecido al que lleva el sastre pintado por Moroni hacia 1570.
Los cortes más grandes, el acuchillado, se hacían en diagonal para que la tela no rajara por el corte tan fácilmente.
Detalle del jubón de lino de Antonello Petrucci, en que podemos ver los cortes decorativos y la tira baja que servía para atarse los calzones.



En el Museo Nacional de Suiza se conserva un atuendo completo de un tal Junkers von Bodegg, de hacia 1600-1610. Se trata de jubón y calzones de sarga de lana, gorro de terciopelo y medias de punto de lana.
Atuendo de Junkers von Bodegg, 1600-1610. Museo Nacional de Suiza. LM-2396.1





Las condiciones del suelo, siempre húmedo, del norte de Europa hacen que a veces las piezas de cuero se conserven extraordinariamente bien. Es el caso de este sayuelo o cuera en excelente estado, excavado en Groningen, Holanda, en 1981.
Se trata de según un museo de una pieza de la segunda mitad del siglo XVI, 1550-1600, de cuero de cabra. Seguramente habría sido usado por un marinero, soldado o miliciano.

Sayuelo o cuera o coleto encontrado en Groningen, Holanda, en 1981




Otro sayuelo de cuero o cuera, o quizás coleto,  es este conservado en el Museo de Londres. La razón de tanto posible nombre es que tenemos inventarios y listas de prendas por un lado y objetos sin identificar por el otro, con lo que a veces no es fácil saber cómo habrían ellos llamado a una prenda concreta. En inglés a esta prenda se la llama jerkin.

Sayuelo de cuero, 1550-1600. Inglés. Museo de Londres



Vamos viendo más piezas en este gran puzzle que supone el preguntarse cómo habría sido la vida en otra época. Esperamos encuentren inspiración en estas piezas, obra de sastres y costureras fallecidos ya hace siglos pero que han logrado dejar su marca en la historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario