sábado, 15 de octubre de 2016

Vestimenta española en 1599: introducción

Hemos ido viendo cómo irían vestidos los holandeses que nos invadieron en 1599, desde el punto de vista civil y militar, así como unos y otros ejemplos de ropa de la época conservados en museos. Y podríamos seguir puesto que hay bastante información, sobretodo en la gran cantidad de arte producido en esa época en los Países Bajos. Pasamos ahora a explorar un poco la vestimenta usada en la corona de Castilla en la misma época. En general veremos que tiene más en común que diferencias con la de los holandeses. Esto no debería sorprender en una era en la que el estilo español de vestir se usaba en gran parte de Europa, como más adelante dominaría el francés.

Detalle del asalto y toma del campo atrincherado de Hulst, 1596. Tapiz flamenco.



Toma de la plaza de Hulst, 1596. Tapiz flamenco.

Entre los soldados vemos algunos mejor y otros más simplemente vestidos. Incluso el que carga el cañón se ha quitado el jubón, que se le queda colgando por las ataduras a los calzones, y lo vemos en camisa. En la época solo los trabajos duros justificaban el mostrar la camisa.
Los dos artilleros de la derecha van también con ropa bastante sencilla, que no se ciñe al cuerpo, y calzones sencillos.

Por contra los nobles que van viendo qué tal va el asedio llevan ropa algo más aparatosa y menos práctica. La experiencia de recreadores actuales indica que no por ello es incómoda.

Toma de la plaza de Hulst, 1596. Tapiz flamenco.
El Archiduque Alberto con el conde de Salazar y otros caballeros

No es tan fácil encontrar escenas en las que aparezca gente "normal": civiles que no sean alta nobleza y sus allegados, que eran los que podían pagarse los retratos.
En este detalle que adorna un libro de mapas vemos a un hombre y una mujer: ella con chapines (como sandalias con plataformas) y manto. Detrás vemos a unos arrieros transportando mercancías, con ropa más sencilla aún.

Detalle de una vista de Jerez de la Frontera, según dibujos de hacia 1565. Braun y Hogenberg, Civitates Orbus Terrarum, II  6, 1575.
En esta otra vista vesmos unas mujeres bailando, gente que pasa y al fondo unas huertas. Las Palmas en esa época estaba también llena de huertas entre las casas.
Detalle de una vista de Granada, según dibujos de hacia 1565. Braun y Hogenberg, Civitates Orbus Terrarum V, 13, 1598
Más personajes de todo tipo, esta vez en Sevilla, incluyendo una que está siendo castigada.

Detalle de una vista de Sevilla, según dibujos de hacia 1565.  Braun y Hogenberg, Civitates Orbis Terrarum, mapa V-7. 1598.
Aunque su estilo no deja ver bien los detalles, El Greco tiene una serie de retratos que también pueden ser útiles para estudiar la vestimenta en la época.
El Greco. Niño soplando un ascua. Entre 1570 y 1572.



El Greco. Retrato de don Alonso Martínez de Leyva, hacia 1580.

Otro artista cuya obra es interesante desde el punto de la vestimenta es Velázquez, aunque su obra es un poco tardía para 1599. Lo interesante es que nos muestra diversas escenas de la vida cotidiana de gente normal. Con cuidado puede darnos pistas sobre cómo eran ciertas prendas.

Tres hombres a la mesa. Hacia 1618. Velázquez. Wikimedia Commons


Para saber más:


No hay comentarios:

Publicar un comentario